Road To Brazilian Techno

 

En Pez Alado creemos que las revoluciones sociales, los movimientos sindicales y estudiantiles tienen una relación directa con el feminismo; quienes luchan por los derechos humanos y por abolir los sistemas represivos, son necesariamente aliados de la lucha feminista. También creemos que como latinoamericanas y amantes de la música electrónica, es nuestro deber evidenciar los conflictos y eventos de resistencia donde la música electrónica estuvo presente, y que marcaron historia en el continente y el mundo entero.


La lucha en la música brasileña siempre ha estado presente desde sus comienzos. Al principio los cueros y las cuerdas traídas del áfrica, eran los instrumentos que tenían los negros para recordar su cultura, lo que son y su territorio. El Berimbau y las batucadas como herramientas de esparcimiento entre el pueblo esclavo, iban de la mano de Capoeira y las danzas que acompañaban estas músicas de resistencia y de construcción de memoria. Las guitarras y los bajos como instrumentos de ascendencia africana, pero de procedencia europea, marcaron los ensambles de música en Brasil. Oito Batutas fue la primera banda que sale de Brasil a grabar en europa; en 1916, Pixinguinha (flautista) y Joåo Pernambuco (Guitarrista de Bahía) grabaron Pelo Telefone, en esta canción particularmente, podemos reconocer como la 6ta cuerda de la guitarra marca el pulso atravesado en uno y dos, algo que adoptarían los bajos más adelante y que habla de la forma de bailar de la gente que hace esta música, que no está inscrita en una métrica rígida europea, se pueden ver las cinturas entrando a destiempo, todo el cuerpo haciendo olas, marcando las métricas del sabor. Se puede reconocer lo que más tarde terminaría de moldearse como samba o el sonido brasileño.

 


La samba sería la música negra de Brasil y a principios del siglo veinte sería considerada como un música peligrosa y criminal, aunque sus hipnóticas poliritmias, su espíritu libre, alegre y optimista terminarían por conquistar todo el caribe brasilero desde Bahía hasta el paraná, Las batucadas eran la principal herramienta, los elementos de percusión se incluirían en los primeros carnavales, espacios de celebración de la idiosincrasia de toda una comunidad irían esculpiendo espacios de libertad alrededor de la música y el baile. LA tropicalia se iría esbozando con las obras de Carmen Miranda que llegaría a estados unidos y el mundo siendo actriz en varias películas de Hollywood y proyectando la idea de “Pais Tropical” que se quería vender de Brasil. Hacia 1940 otros artistas de samba se destacarían como Carmen, Dorival Caymmi y Ary Barroso fueron dos de las máximas figuras que desarrollarían el sonido de la samba a principios de siglo y que darían paso a otros ensambles.

 


Hacia 1950 Las guitarras dominaban la música brasilera imponiéndose con un nuevo ritmo derivado de la samba, El Bossa Nova, que implicaba bajarle las revoluciones a la música libertaria, hacer de esta una música romántica y melódica, una voz femenina y una guitarra serían los personajes principales en los ensambles que cada vez se parecerían más al sonido gringo de big band. Composiciones académicas con matices del jazz y de exploración, letras sobre amores y nostalgias del pasado, recreando el modelo europeo acompañándolo del sabor de los ritmos sincopados y percutivos. Figuras como Elis Regina, Gal Costa, Astrud Gilberto, Joao Gilberto, Marina Betania, Irene Salgado, Vinícius de Moraes y Toquinho, empezarían moldear ese sonido Jazz que Stan Getz terminaría de formalizar.

A finales de los sesenta se empezarían a cocinar nuevos sonidos tropicales de liberación, Los aires nuevos que llegan con los movimientos estudiantiles y sindicales que se dan en parís en mayo del ‘68 y reverberarían hasta abril del ‘72 en México como ejemplo de lo que pasaría en toda Latinoamérica.

En 1967 Artur Da Costa e Silva sería elegido presidente posesionado por la corte militar, y con él llegaría toda una ola de represión y persecusión por parte del gobierno que pasaba de tener políticas de izquierda a someterse a las presiones políticas que la CIA hacía sobre toda latinoamérica para mantener el control de la derecha y las multinacionales que querían aprovechar el potencial económico de estas regiones; Pinochet en Chile, Videla en Argentina, y Da Costa e Silva en Brasil serían las figuras de la ultraderecha represiva que dejaría cientos de miles de muertos en el territorio latinoamericano. Éste último personaje, sacaría una ley en el territorio brasileño que suspendía el Habeas Corpus, la AI-5, permitiendo que la persecución del gobierno hacia las ideas más liberales de diera de las maneras más represivas y violentas. Algunos artistas que provenían de la onda del Bossa, querían innovar en sonidos y ritmos del territorio, esperanzas de una nueva camada de producción artística con fuertes tintes políticos, se daban alrededor de la música. EL gobierno no sabía muy bien cómo interpretar estos movimientos políticos pues, también eran el estandarte de lo que era Brasil para el Mundo, La Tropicalia, 3 minutos y medio de música con acentos muy políticos y pesaban más que una manifestación de mil personas, sin embargo era eso lo que el mundo quería saber de brasil. Otra vez las poliritmias, y el espíritu libre, alegre y optimista salvaron la patria.

Caetano Veloso, Gilberto Gil, Gal Costa, Rita Lee, Jorge Ben Jor, Arnaldo Baptista, sergio días (Os Mutantes) se congregarían en un ensamble de superestrellas de la canción popular brasileña que sacaría el manifiesto de la tropicalia, Una producción discográfica llamada Tropicalia: Ou Panis et Circencis (tropicalia: pan y circo) y que sería más o menos como el St. Pepper de la música Brasilera. Un material de gran sensibilidad sonora y mensajes contundentes que la población estudiantil y Brasil en general adoptarían como símbolo de la resistencia que en ese momento se daba en la nación.

En 1968 se dio una manifestación estudiantil en contra de la represión del gobierno de Da Silva e Costa y contra la nueva ley AI-5, esta marcha se llamaría la Passeta Dos Cen Mil (la marcha de los cien mil) en esta marcha participarían figuras como Caetano Veloso y Gilberto Gil. Quienes tocarían bajo una instalación del artista Helio Oiticica llamada Seja Marginal, Seja Herói (sé marginal, sé héroe) en relación a la violencia que se daba hacia las favelas en las principales urbes de brasil, y que desataría la rabia del gobierno tachándolos de haber calumniado la bandera y el himno nacional. A las dos semanas, Gilberto Gil Y Caetano Veloso fueron capturados en sus casas y encerrados durante dos meses sin poder ver ni hablar con nadie. De ahí fueron exiliados y se refugiaron en Londres durante cuatro años. En medio de su exilio toman lo que le caribe ya les había enseñado y que los ingleses habían descubierto hace poco. El reggae, los pulsos marcados en el tercer tiempo, el dub eterno, la puerta a la hipnosis musical; Ellos se agarran de estos ritmos (el reggae, el dub, el rocksteady y el ska) pues son la música de los inmigrantes caribeños. Y con este nuevo ingrediente la música brasileña dio un giro tremendo.

1972, vuelven a Brasil y encuentran un panorama muy cambiado, Gal Costa quien era su colega en Tropicalia y Os Mutantes Sería ahora la figura más grande de la tropicalia, habiéndose perfilado como una mujer con intenciones artísticas investigativas, La mayor figura del pop y de la vanguardia moderna. Tom Zé por su lado habría seguido incursionando en la música folclórica de Brasil siendo un gran compositor admirado tanto por fanáticos como por el mismo gobierno. Esta época de valle que dejó de tener una bandera política como mediadora del arte, se llamó Vazio Cultural, un espacio de mucha reflexión de los artistas sobre sus exploraciones y sus manifestaciones. Durante toda esta década se empezó a cocinar un sonido aún mediado por las guitarras pero esta vez con la distorsión característica del rock y el punk europeo. Transa, trabajo discográfico de Caetano Veloso, es la primera muestra de la influencia del rock sobre el ensamble y el sonido brasileño, la Canción de este Disco llamada It’s a Long Road, ejemplifica las influencias que obtuvo Caetano en su estadía en Londres; el uso del Inglés, los acentos en el primer y tercer tiempo, el uso de mantrams, citas textuales a los Beatles “Woke up This Morning, singing an old Beatles song” elementos de protesta ”i hear my voice among others… it’s a long way, long long long way” La música brasileña entraría en una exploración hacia la psicodelia y la modernidad, incorporando sonidos del funk, del soul y el dance se empezarían a hacer presentes así como instrumentos electrónicos; Sintetizadores en fm, pianos eléctricos, guitarras eléctricas y bajos eléctricos, distorsiones, filtros, delays, reverbs y toda clase de síntesis empezaba a jugar un rol muy trascendental alrededor de el overdubbing y la cultura caribeña.


Figuras como Tim Maia, Cassiano, Azymuth, Erasmo Carlos, Banda Black Rio, Robson Jorge & Lincoln Olivetti, Jorge Ben Jor y Airto Moreria, entre otros, empiezan a construir un sonido funky, que en Estados Unidos sería muy bien aceptado, haciendo parte del movimiento disco del momento, y que en brasil duraría como canon de producción discográfica hasta finales de los 80. El Fender Rhodes y el Wurlitzer son grandes protagonistas de esta música, acompañados de pitos y batucadas, sonidos aún muy vinculados a la samba pero con todas las características de la música funk que se oía en el momento en el territorio gringo; Soul Tropical, se denominó este nuevo resurgimiento de los ritmos bailables y fiesteros.

 


Hacia principios de los 80, los sonidos del PostPunk y el New Wave habían arribado al territorio carioca, transformando la música de estos días hacia matices más de ciudad, aires oscuros y depresivos permeaban la música de todo el sudamérica. La distorsión y las métricas rígidas irrumpían en la libertad de la música brasileña, pero dejaban grandes mestizajes sonoros a su paso. Algunos sintetizadores modulares, bajos saturados de reverberación y mucha síntesis, empezaban a dar aires oscuros del techno que se desarrollaría años después en el continente europeo, bandas como Fellini, Smack y Mercenarias.

Por otro lado la cultura del SoundSystem en el caribe llegaría a las favelas donde todavía esa música rígida y oscura no había llegado. Los Grandes sistemas de sonido, de producción artesanal, que hablan del barrio, del territorio, que se exponen en las calles, que activan las mismas y vinculan a la gente a la apreciación de la música, el baile, la selección de música y los sonidos contundentes son grandes indicios de una escena electrónica en Brasil. Osvaldo Pereira era un dj local de Rio, quien solía ponerse detrás de una cortina a la hora de poner música y se hacía llamar The Invisible Orchestra, poniendo temas del funk, y el Disco que se hacía en la época, como harían los famosos Ron Hardy y Frankie Knuckles en Chicago (link entrada de house de Chicago) y que luego entenderíamos en todo el mundo como House. Lincoln olivetti continuó produciendo disco y funk durante toda la década y principios de los 90, mientras la cultura de Selektahs y el soundsystem hacía espacios de construcción colectiva de conocimiento alrededor de la música, en los estudios los artistas cada vez incorporaban más sonidos de la síntesis modular a sus producciones, algunos Djs y productores alrededor del mundo se preocupaban por poner los temas de disco brasilero y a combinar la fascinación por las batucadas y percusiones brasileras con la música electrónica. Laurent Garnier, Gilles Patterson, Todd Terry entre otros, reproducían la música de Gilberto Gil y Caetano veloso en sus discotecas, Discos de Azymuth, empezaron a escasear en el planeta, ensambles y producciones como las de Marcos Valle, darían paso a una nueva camada de productores y músicos muy influenciados por la cultura de la música electrónica.

El Bass de Miami, y el boom del Elektro en los 90 dio paso a sonidos futuristas con bajos muy saturados, música diseñada para los propios soundsystems y bandas como Furaçao 2000, Rio Baile Funk y Dj Marlboro, sacarían a relucir la música electrónica de fiesta que se cocinaba en las favelas, estos sonidos dieron paso a lo que se llamaría el Funk Carioca y que en su tiempo llamaron techno, con producción digital de MPC, trabajando samples de música pop, loops de sintetizadores modulares, batucadas digitales y bombos profundos en los tiempos 1 y 3 sincopados, volviendo a la esencia rítmica de la samba, El berimbau ahora era era un sintetizador modular y las batucadas Drum Machines.

 


De nuevo el Soundsystem volvería a hablar de Brasil cuando en los noventa la cultura del dub, el jungle y el Drum N Bass llegaba a territorio carioca, Los sonidos de la samba con métricas muy rápidas, como que dan ganas de salir a correr, se adaptaron muy bien al jungle y el drum ‘n bass de Inglaterra. Drumagick, Dj Patife, L-Side, y Dj Marky fueron algunos de los principales exponentes de el Sambass. Marky sería el más grande, con un historial venido del techno de brasil, fue a producir su drum ‘n bass al estilo brasilero a inglaterra, allí tuvo gran acogida entre los movimientos que había, donde ya lo conocían, ponían sus discos y honraban su trabajo, Metalheadz fue su casa y tuvo grandes colaboraciones con XRS, Artificial Intelligence, LSB, Source Direct, Goldie, Fabio, Grooverider. Montó su propia casa discográfica llamada Innerground en octubre del 2003 y desde ahí ha hecho algunas de las mayores producciones de drum ’n bass del planeta.


Otro gran artista de la camada del Sambass, es Kaleidoscopio, conformado por  Ramilson Maia y Janaina Lima y que tuvo muchas colaboraciones con algunos productores locales; es el caso de Gui Boratto, productor radicado en Sao Pablo y quien desde mediados de los 90 está haciendo remixes y colaboraciones con Gal Costa, Chico Buraque, Mano Chao, entre otros. Gui Boratto También es oriundo de Sao Pablo, La ciudad más grande de Brasil y donde se empezarían a cocinar los sonidos más vinculados al house y el Techno.

La influencia de Gui Boratto en la producción de techno brasileño fue muy importante; no sólo fue pionero en la producción digital de Techno, sino también introdujo nuevos sonidos a la escena, melodías modulares, sintetizadores y secuenciadores en FM, además de toda una cultura alrededor de la producción de estudio que dejaría un gran legado en el techno brasilero. Figuras como la de Victor Ruiz, Paulo Tessuto, Dante Pippi, Kalil, Daniel Kuhnen y Renato Cohen comenzaron a generar una escena alrededor del techno en el mítico D-Edge, en Sao Pablo.


Barcelona, fue un gran aliado para el techno de Sao Pablo; Suara, el sello discográfico de Coyu y los gatos, ha empezado a vislumbrar nuevas figuras del techno mundial durante esta última década y Víctor Ruiz es una de sus principales armas. Con él empiezan a relucir figuras que ahora aparecen en el marco del techno mundial construyendo residencias en esa misma ciudad, Whebba, ANNA Miranda y L_cio, son algunos de los ejemplos de los productores y productoras Brasileños radicados en la ciudad Catalana.

En esta nueva camada de Techno Brasileño se destacan los sintetizadores modulares y los Bombos retumbantes, El berimbau se convierte en un oscilador, los sintetizadores continúan haciendo melodías muy ricas y progresivas, Las batucadas siguen siendo protagonistas, haciendo de segundas voces en líneas altas y medias, Samples con mensajes políticos muy contundentes alrededor de la sanación y la paz sobre la pista de Baile. Una Versión muy política de la música de tendencia en todo el mundo, Los y las Djs y productores empiezan a querer hacer algo más que un buen track para bailar; contar sus propios inconformismos Manifestar emociones y sentimientos con su música. Algo que Gilberto Gil, Gal Costa, Caetano Veloso, Elis Regina y tantos otros y otras, ya sabían hacer desde hace casi un centenario.


El Techno en Brasil también tiene su lado escenográfico y escénico alrededor del Techno; El Voguing y la Cultura Queer, siempre tan presente en la samba y la tropicalia, empiezan a meterse en el techno con aires un poco más oscuros y Libertinos. El Colectivo más representativo de esta escena es Mamba Negra, produciendo fiestas donde el travestismo, el voguing, los fetiches y las exploraciones eróticas alrededor de la música, conforman sus puestas en escena que provocan al público a ampliar sus horizontes y convierten la pista de baile en un espacio de resistencia y libertad. 

 

Acá la cuenta en instragram de Mamba Negra: https://www.instagram.com/mamba.n/?hl=en

 



Este tipo de espacios conforman el futuro de la música electrónica, desde la forma en que se produce, pasando por los mensajes políticos que cambian esta música tan estigmatizada por la droga y la banalidad de la era moderna. Nociones artísticas de Avante Garde que van ampliando los horizontes de lo que quiere manifestar la música electrónica, mucho más que un espacio para abstraerse de la realidad, la escena electrónica con fundamentos artísticos y políticos, comunican todo lo que una nueva generación quiere, libertad, seguridad y resistencia. Y qué mejor ejemplo que la música en Brazileña.

 

 

Para ilustrar un poco de lo que ha sido este proceso se hizo un mixtape. 

 

Escúchelo acá.

 

https://www.mixcloud.com/julian-andres-restrepo-buitrag/road-to-brazilian-techno/

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 




Julián Andrés Restrepo Buitrago
Martes, 27 de Marzo de 2018.
Bogotá DC.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Publicaciones Recientes
Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
LA FIESTA SERÁ FEMINISTA