Entrevista con Orieta Chrem

 

En diciembre del 2018, la dj y productora peruana Orieta Chrem estuvo en Colombia. Como artista, Orieta ha dejado durante su carrera varias marcas que no podemos ignorar: no solo fue la primera dj latina en participar en el Red Bull Music Academy en el 2004, sino que además fue clave en la construcción del BQESTIA Soundsystem, uno de los pocos elaborados de manera artesanal.

 

Como no podíamos perdernos la oportunidad de conocerla, Pez Alado habló con ella sobre su trayectoria musical y algunas problemáticas de género y clase en la escena peruana y mundial.

 

Esta conversación nos permitió abrir preguntas importantes sobre la representación, la importancia de la formación musical de mujeres y para mujeres así como la consolidación de espacios de fiesta mucho más conscientes del trabajo de mujeres y artistas con identidades sexuales y orientaciones de género diversas.

 

Este año trabajaremos en la construcción y difusión de este tipo de escenarios así que les invitamos a leer nuestra conversación con Orieta y a estar pendientes de nuestro trabajo en los próximos meses.

 

PA: estudiaste arquitectura e ingeniería de sonido, quisiera que me contaras un poco más de esta experiencia, leí algunas entrevistas en las que decías que tal vez no es el mundo en el que más uno se pueda encontrar con aportes de mujeres…

 

O: sí, ósea, de hecho en mi clase era la única mujer y éramos como 20 personas más o menos. Lo haces porque te gusta y ya pero sí de hecho habían días que decías: “pucha, falta como que ahí la energía femenina”. Era familiar todo porque ya había hecho cosas de sonido pero sí hay cosas que me he replanteado. Ahora tengo un estudio de sonido en Lima y se me está metiendo últimamente esto en la cabeza de dar clases a mujeres y a trans, no por el hecho de no darle a hombres sino que siento que ya hay mucho de eso.

 

También como mujer cuando fuí a estas clases creo que hubiera sido otra aproximación si la profesora hubiera sido mujer, hay más confianza, es otra manera de explicar las cosas entonces estoy pensando en hacer esto este año, comenzar a dar clases particulares a mujeres. Y también porque muchas mujeres se han acercado a pedirme clases, sobre todo jóvenes, y hay escuelas de sonido pero claro si ves el porcentaje es como 80% hombres, así que creo que sería algo interesante. Cuando estuve estudiando ingeniería de sonido no sentí algo, como un ejemplo de discriminación concreto  o algo así pero era simplemente una cuestión de energía, que me hacía falta compartir con otras mujeres, desde hacer los trabajos hasta en la misma clase.

 

PA: ¿y en tu trayectoria como dj con qué tipo de situaciones te has encontrado, enfrentado? ¿te has encontrado en situaciones en las que te sientas en desventaja por ser mujer o violentas en ese sentido?

 

O: bueno, ahí sí creo que más, de hecho cuando comencé tenía 18 años, estaba en el colegio y me sorprendía que me llamaran a fiestas...djs mujeres en esa época éramos creo que 3 en Lima. Tampoco había tantos djs hombres pero igual era como que no sé, 30 hombres y 3 mujeres.

 

Y nos llamaban siempre a las 3 mujeres a tocar en “fiestas de chicas” donde los nombres de las fiestas eran “female attack” o bobadas así horribles, me dolía un montón y luego después leer como los… había una página como lo que ustedes hacen de reviews de fiestas, entonces antes habían estos foros donde entrabas a leer sobre la fiesta y a veces entrabas a leer cosas y por el hecho de ser mujer te dabas cuenta cuantos comentarios negativos tenías a comparación de un hombre que tocaba igual que tú.

 

PA: ¿y eran comentarios sobre cómo habías tocado o también sobre cómo te veías y otras cosas de ese tipo?

 

O: totalmente, de todo, cosas que nada tienen que ver con música. Eso sí era súper frustrante también. Mmm, sí, no sé, eso en general, siempre ha habido esta desventaja porque tocabas menos, incluso para salir fuera de Lima, pues peor aún, había menos escena afuera de Lima.

 

PA: pero tu fuiste la primera dj latinoamericana en ir a lo de Red Bull Music Academy, ¿no?

 

O: sí, eso fue loco, no tenía idea, cuando fuí me di cuenta de que también fue suerte, fue en el 2004. Pero el porcentaje entre hombres y mujeres sí era bastante parecido. Ósea fueron bastantes mujeres de otras partes, ahí sí no sentí esas diferencias, me pareció súper chévere poder compartir con gente que pensaba igual que tú, porque de repente en Lima también y en esa época la gente era un poco más cerrada y fue una gran experiencia salir y no sentir esta diferencia de género ni musical.

 

L: ¿la escena electrónica peruana cómo está en ese sentido?, ¿hay apuestas?... colectivos de djs, de productoras, ¿se están moviendo en este tema?

 

O: yo creo que recién están apareciendo, hay un par de colectivos de trans que han comenzado a hacer fiestas y han habido espacios inclusivos y liberadores en una serie de fiestas llamadas “Herida” y un sitio/colectivo que se llama Casa Bagre en el que también hay movidas muy interesantes. Y bueno, Fuga es este club que te comento que apareció hace más o menos un año y medio, y es como el primer club de música electrónica más inclusivo. Hay reglas como de comportamiento que están en algunos lugares del club, lo promueven también en los mismos eventos y después ahora que se me ocurra, han aparecido fiestas esporádicas pero no hay como un colectivo que se dedique al 100% que yo sepa hasta ahora.

 

PA: ¿y tu estilo musical ha estado influenciado por aportes que sean de mujeres o mujeres/hombres trans?

 

O: en ese sentido no tanto, creo que siempre, para mí la música no tiene género entonces nunca me he fijado solo en eso. Es algo que ahora se ve mucho como los porcentajes en festivales, como el Primavera Sound que tiene este año más del 50% en el cartel. Son cosas como que recién se comienzan a ver y yo nunca me había cuestionado esto porque para mí justamente la música siempre fue como sin género, pero sí me frustraba el hecho de que por ser mujer me clasifiquen y me pongan en una baraja de algo.

 

PA: ¿cómo en qué tipo de clasificaciones?

 

O: más como a tocar en fiestas solo de mujeres y el hecho de también ahora, hace poco, hice un tema y un amigo me pasó un par de sellos donde podía encajar y dentro de esos había solo de mujeres. Entonces también pensaba en eso, me gusta, es una buena opción pero no creo que siempre tenga que ser solo de mujeres. Entiendo esta necesidad de hacerlo porque justo hay este desbalance, pero por otro lado la música no tiene que ser así. Pero sí por ejemplo, hace poco, hice un podcast para una página que se llama Music Map que buscaban que hiciera un podcast con música de Perú y ahí sí busqué bastante música como de amigas, porque también han aparecido en los últimos tres años muchas amigas que han comenzado a hacer música y era una buena ventana para enseñar su música.

 

PA: ¿y en Perú cómo es la dimensión de clase y raza que atraviesa las fiestas? Una de las cosas que nosotras hemos visto es que acá, lamentablemente, muchos géneros y fiestas son más bien de élite y eso dificulta el acceso y/o la democratización de estos espacios.

 

O: en Lima como todo está tan segmentado, incluso como la misma ciudad está tan desarticulada... llegar a otro barrio lejano, el tráfico es horrible, no hay buen sistema de tránsito, entonces...es peor que acá, los buses allá son terribles, hay cero orden, es difícil acceder a otros lugares por la lejanía y también la desconexión que hay, es decir, están los diversos espacios de fiesta mucho más desarticulados, entonces sí se marcan estas diferencias por clases sociales e igual pienso que la música es una de las cosas que más efectiva es para unir escenas pero sí en Lima de hecho está súper segmentado.

 

Hay fiestas de música electrónica en varios barrios pero la gente que va a este barrio no va al otro y viceversa. De repente por eso me gustan tanto las fiestas en el centro de Lima por el mismo hecho de donde está posicionado en la ciudad llega gente de muchos lugares entonces es más diverso. La entrada es más barata también porque la gente de clase alta llega pero no tanto porque le da pereza salir de sus barrios porque les da pereza salir. También ya están pasando cosas allá. Pero igual van. Y la entrada es mucho más económica. Como debería ser, en realidad, ¿no? Porque pagar precios así exorbitantes en un país como Perú no tiene mucho sentido…

 

PA: sí, hemos pensado lo mismo sobre Colombia. Eso es muy complicado, se supone que este es un tipo de música que en su diversidad llama mucho a democratizar y reunir más tipos de gente y construir desde ahí pero que a veces se queda solo en un discurso o en palabras que se enuncian para convocar a las fiestas pero pues no es posible abrir más un espacio siempre con entradas de 30.000 o 50.000 pesos.

 

O: exacto. Y también pasaba en Perú que el impuesto de llevar artistas era muy alto. Ahora ha bajado pero antes las entradas para conciertos eran muy altas, ahora ha bajado un poco, es más accesible. Bueno, entre la música electrónica no pasa mucho eso, pero sí igual se ve. Fiestas más comerciales y grandes son con entradas muy caras, y lo mismo para el consumo al interior de los espacios.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Publicaciones Recientes
Please reload

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Spotify - círculo blanco
  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco
LA FIESTA SERÁ FEMINISTA